6 pasos para enseñar a tu perro a nadar

perro aprende a nadar

El verano está a la vuelta de la esquina. Si estás pensando en pasar tiempo cerca del agua, ahora es un buen momento para asegurarnos de que nuestro perro sabe algunos conceptos básicos de natación.
Si se trata de la primera vez, tendremos que hacer su introducción al agua lo más seguro y agradable posible. Nuestro perro puede nadar de inmediato o no, así que paciencia, vamos a dedicarle tiempo para que esta actividad sea una experiencia positiva para él y enriquecedora para nosotros.
Aquí van los pasos esenciales:
1. Previsión, no todos los cachorros son nadadores naturales. Los perros más pequeños, o los que tienen las piernas más cortas, a menudo tienen dificultades para mantenerse a flote sin ayuda. Sería una buena idea obtener antes de la actividad un chaleco salvavidas para nuestro can ( por supuesto, este accesorio es doblemente importante en aguas profundas).
2. Calma, para comenzar su 1ra. clase de natación, debería ser en aguas poco profundas, sin corrientes, que nos permita caminar junto a él. Una piscina que admita mascotas, sería perfecto, es un ambiente agradable y controlado (sólo debemos asegurarnos de que no beba demasiada agua tratada). Al principio, lo mantendremos con correa, hasta que veamos que se siente cómodo y pueda regresar por si mismo cuando le llamemos. La actividad se debe desarrollar lentamente para dejar que se vaya acostumbrando al agua. Normalmente, cuando deje de caminar y el agua sea más profunda, empezará a remar de forma natural para mantener su cabeza por encima de la superficie. En el caso de que sea necesario, le ayudaremos con nuestro brazo debajo de su vientre. Y si parece cansado o ansioso, saldremos del agua y le daremos tiempo para que se calme antes de volver a intentarlo.
3. Seguimiento, asegurarse de que está batiendo con sus cuatro patas. Si nada con sólo dos, se cansará más rápidamente. Y si apreciamos que se está confiando demasiado en sus patas delanteras, le daremos un un poco de apoyo adicional, elevandole en el agua hasta que empiece a mover sus 4patas al mismo tiempo.
4. Diversión, por si necesita persuasión adicional para nadar, llevaremos algunos  juguetes (de plástico o neopreno) y sus golosinas favoritas para animarle a estar en el agua. Y por supuesto, darle elogios verbales. durante todo el tiempo.
5. Enjuague, tras su clase de natación, ducha de agua limpia para eliminar cualquier resto de producto químico, salitre o arena de su piel y secarle concienzudamente con una toalla.
6. Premio, tras su primera clase de natación felicitarle con una de sus chuches para celebrarlo

*****

       … y para planificar la próxima salida acuática os sugerimos seguir y participar en el Grupo VIAJAR CON MI MASCOTA de Facebook.