Minientrada

¿Cometemos errores con nuestras mascotas?

Disfrazar al perro

Descubrimos por éste artículo que nosotros, alguna vez si hemos errado, … a veces ha dormido a nuestro lado, y vestirle con algún atuendo ha sido irresistible, y ¿tu?

¡comparte con nosotros tus opiniones!

Anuncios

Conociendo sus ladridos

perro ladrando

Un  estudio interpreta las señales acústicas obtenidas a partir de los ladridos de los perros sometidos a diferentes situaciones.
El grupo de investigación Computational Intelligence Group (CIG) de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Informáticos de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), en colaboración con una estudiante de veterinaria de la Universidad Alfonso X El Sabio, y el departamento de Etología de la Eötvös Loránd University de Budapest.

Los experimentos se llevaron a cabo en Budapest con ocho ejemplares –tres machos y cinco hembras– de la raza Mudi, originaria de Hungría, y que es utilizada como perro pastor. De cada uno de los ocho perros (con edades comprendidas entre uno y diez años) se registraron 100 ladridos.

El total de 800 ladridos se obtuvo al situar al perro en siete situaciones distintas: solo, en la cual el dueño del perro ató al mismo a un árbol; jugando con un balón; peleando, para la cual un humano actuó imitando un ataque al dueño del perro; recibiendo su ración de comida; jugando con el dueño; en compañía de una persona que resultaba extraña para el perro; y preparándose para salir de casa con el dueño. Cada uno de los 800 ladridos se caracterizó a partir de 29 mediciones acústicas.
Usando los distintos modelos computacionales obtenidos de los datos de la experimentación se pudo reconocer correctamente el sexo del perro en el 85,13% de las veces, mientras que la edad del mismo (recodificada como joven, adulto y viejo) se clasificó sin fallos en el 80,25% de las ocasiones.
En la tarea de identificar (de entre las siete posibles) la situación en la que se encontraba el animal se realizó con éxito en el 55,50% de las veces, mientras que el reconocimiento (de entre los 8 que participaron en el estudio) del ejemplar de Mudi que se encontraba ladrando se hizo correctamente en el 67,63% de las ocasiones.
Animal Cognition, publica que esta interpretación se efectúa desarrollando un sistema computacional basado en modelización estadística, que ha demostrado ser capaz de reconocer diferentes características propias del perro (sexo, edad, individuo, situación en la que se encuentra, etc.).

Este trabajo manifiesta la riqueza y la relevancia biológica de la información contenida en los ladridos de los perros, y abre nuevas posibilidades en la investigación aplicada. Ejemplo de ello es la evaluación del comportamiento canino que es de gran importancia para distintas organizaciones, para las cuales el desarrollo de software con el que identificar el miedo, la angustia y el nivel de agresividad de un perro puede ser de gran ayuda.

Fuente: http://www.elconfidencial.com

¿los perros confían más en su olfato o en su memoria?

perro memoria

Una investigación sobre el comportamiento de los perros, liderada por Brian Hare, profesor de Antropología Evolutiva de la Universidad de Duke (Estados Unidos), sugiere que estos confían más en su memoria que en su olfato.

Para llegar a esta conclusión, recogió información brindada por 500 propietarios de perros en todo el mundo, quienes observaron el comportamiento de sus mascotas mientras jugaban con ellas.

Cabe señalar que los dueños tomaron nota del comportamiento de sus perros a través de juegos y guiándose de unas pautas indicadas por los investigadores en diversos videos colgados en la web Dognition.com, desarrollada por el propio Brian Hare.

Lo sorprendente fue que los datos aportados por los dueños coincidieron con las observaciones de los investigadores en el laboratorio al estudiar el comportamiento de los perros.

Uno de los juegos para evaluar a las mascotas era esconder la comida bajo una taza en presencia del perro, luego le taparon los ojos y se cambió la comida a otra taza. El resultado fue que la mayoría de perros se dirigió al lugar donde había visto que escondían la comida por primera vez.

Así, la conclusión del estudio, publicado en ‘PLoS ONE’, fue que este comportamiento sugiere que los perros se guían más de su memoria que de su olfato, pues de lo contrario habrían sido capaces de elegir la taza correcta.

No obstante, tras analizar los datos obtenidos por Dognition, los investigadores han explicado que los perros tienen un amplio abanico de habilidades cognitivas para explorar el mundo a su alrededor, como ser buenos comunicadores, tener una buena memoria o ponerse en el lugar de sus dueños.

La mayoría de la gente piensa que los perros usan su sentido del olfato para todo, pero en realidad tienen un amplio rango de habilidades para resolver problemas“, finaliza McLean.

Fuente: RPP Noticias

¿puede ser racista nuestra mascota?

no da la espalda

El Daily Mirror publicó reciente que una perrita “Sessy” era agresiva hacia los seres humanos que no eran blancos.
El artículo se refiere a ella como un “perro racista”, aunque en realidad se atribuye a un problema de ansiedad por miedo y a la falta de conocer a distintas personas diferentes, en una edad temprana.
Aconsejan que, si se va a comprar un cachorro o un gatito, elija a un criador que lo haya estimulado para un ambiente familiar y que si va a adoptar, la elección sería más sencilla, dado que en los centros de rescate siempre se cuidan de socializar y evaluar los niveles de confort entre los animales y las personas.
Se hace híncapie, en la importancia de que desde cachorros conozcan gente de todos los géneros, alturas, edades o raza. Este tipo de problema de comportamiento, es más por una falta de familiaridad y puede ser evitado mediante la socialización.
En el caso de “Sessy“, un psicólogo canino, poco a poco le presentó gente diferente, y ahora, ya no responde agresivamente a la gente de color.
Por lo que, ¿una mascota puede ser racista? ¡¡ No, no puede!!

Fuente:www.mirror.co.uk

¿por qué se emociona tanto cuando te ve?

  perro contento con amo

Una investigación indica  que,

 “el olor de sus amos es una especie de perfume para los canes”

Cuando los seres humanos huelen el perfume o la colonia de un ser querido, pueden tener una reacción emocional e inmediata, no necesariamente cognitiva.

Según la investigación  de Gregory Berns (Universidad de Emory -Atlanta-EEUU),  como los perros tienen instintos más olfativos que los humanos,  sus respuestas probablemente sean más poderosas.

El estudio señala que:

Una cosa es cuando llegas a casa y tu perro te ve y salta sobre ti, te lame y sabe que cosas buenas le van a suceder. Sin embargo, en nuestro experimento, los donantes del olor, no estuvieron presentes físicamente. Eso significa que las respuestas cerebrales caninas estaban siendo disparadas por algo lejano en el espacio y el tiempo. Lo cual demuestra que los cerebros de los perros tienen estas representaciones mentales de nosotros que persisten cuando no estamos allí

Berns dirigió una investigación que capturó las primeras imágenes del cerebro de los perros en estado de alerta utilizando imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI). Se demostró que los perros tienen una respuesta positiva en la región caudada del cerebro cuando se les da una señal con la mano de que recibirán un premio (comida), en comparación con una señal de mano diferente.

En los seres humanos, esta área cerebral se asocia con la toma de decisiones, la motivación y el procesamiento de las emociones. Berns realizó una nueva investigación junto con Andrew Brooks y Mark Spivak.

Se cree que el olfato es el sentido más importante y más poderoso en los perros, convirtiéndolo en el lugar obvio para explorar la cognición canina”, indicó Spivak, dueño de Comprenhensive Pet Therapy.

En el experimento, publicado en Behavioural Processes, se reclutaron a 12 perros de varias razas que fueron sometidos a escaneos cerebrales mientras olfateaban cinco olores distintos. Los olores provenían tanto de personas desconocidas como personas conocidas para los animales, además de muestras de otros canes. Los resultados mostraron que los cinco aromas provocaron respuestas similares en el área cerebral encargada de la detección de olores; no obstante, las respuestas significativamente más fuertes se dieron con los olores de los humanos conocidos.

Esto sugiere que no sólo los perros discriminan el olor familiar de su amo y de otros humanos y  humano de otros, sino que tienen una asociación positiva con él. Aunque se podría esperar que los perros deben estar muy en sintonía con el olor de otros perros , parece que la respuesta de recompensa está reservada para los seres humanos. Ya sea que esto se base en la comida, el juego, la predisposición genética innata o alguna otra cosa, que sigue siendo un área para la investigación futura”, señaló Berns.

Curiosamente, los perros con entrenamiento previo mostraron mayor activación en la detección de los aromas humanos comparados con otros perros. Se desconoce la causa de esta diferencia que puede deberse a los genes o al adestramiento de los canes.

¿me quiere o no me quiere?

child-489685_1280

Los gatos tienen una absoluta honestidad emocional; los seres humanos, por una razón u otra,  pueden ocultar sus sentimientos, pero el gato, no       – Ernest Hemingway


Para conocer si nos demuestran su cariño, aquí están las 7 señales:

  1. ronronea
  2. te acerca un presente
  3. pestañea lentamente
  4. te lame
  5. se aproxima a ti, con la cola elevada y la punta un poco inclinada
  6. te mira con los ojos muy abiertos
  7. camina alrededor tuyo con el lomo arqueado 

Fuente:Infobae

Minientrada

A los Perros … No les Gustan las Personas que son Desagradables con sus dueños!!

Un estudio japonés reciente confirma que a los perros no les gustan las personas que son desagradables con sus dueños,  e incluso les rechazan la comida si se la ofrecen.

cropped-perro-enfadado.jpg

Los perros serían entonces capaces de juzgar a una persona en función de su comportamiento en sociedad.

“Hemos descubierto por primera vez que un perro podría evaluar la sociabilidad de un individuo independientemente de su interés directo”, explicó a AFP Kazuo Fujita, profesor de Psicología Comparativa de la Universidad de Kioto y director del estudio. Esta conclusión se apoya en una serie de experimentos con un total de 54 perros repartidos en tres grupos.

El primer grupo recibió su alimento de manos de una persona que, frente a ellos, se negaba ostensiblemente a ayudar a su dueño a abrir la lata de comida. Estos perros tenían al mismo tiempo la posibilidad de elegir el comedero que les servía una persona ‘neutral’, es decir, desconocida por los animales y que no manifestaba ningún sentimiento.

Los perros del segundo grupo podían elegir entre un comedero servido por una persona que ayudaba a su amo a abrir la lata y el del actor neutral.

Por último, a los perros del tercer grupo (llamado ‘de control’) les servían dos personas que no tenían ninguna interacción con sus dueños.

Las pruebas se repitieron cuatro veces en cada grupo. En el primer caso, solo un perro eligió el comedero de la persona que no cooperaba con su dueño. En los otros dos grupos, los animales no mostraron ningún rechazo o preferencia por las personas que les daban de comer.

Si los perros hubieran actuado solo por interés, no habría habido ninguna diferencia entre los grupos, subrayó el profesor Fujita, señalando que los perros comparten con los humanos la capacidad de actuar independientemente de su interés personal.

Fuente: EFE 130615